CUENTA PÚBLICA MUNICIPAL, EL EJERCICIO DE RENDICIÓN DE CUENTAS POR EXCELENCIA  

La responsabilidad es de quién escribe.

La cuenta pública municipal es el documento mediante el cual los ayuntamientos municipales cumplen con la obligación constitucional de someter los resultados de su gestión pública a la legislatura local, a través del Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFE), y a la ciudadanía en general, a través de sus portales electrónicos de transparencia. Representa una evaluación financiera de todas las acciones del gobierno municipal y permite determinar el grado de cumplimiento de la Ley de Ingresos Municipales y del Presupuesto de Egresos.  

La Ley de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas para el Estado de Oaxaca (2020), define la Cuenta Pública Municipal como el informe que rinden los municipios al Congreso del Estado a efecto de comprobar que la recaudación, administración, manejo, custodia y aplicación de los ingresos y egresos municipales se ejercieron en los términos de las disposiciones legales y administrativas aplicables, conforme a las normas de información financiera y con base en los programas aprobados, durante el ejercicio fiscal comprendido del 1º de enero al 31 de diciembre de cada año.  

De acuerdo con la Ley Orgánica Municipal del Estado de Oaxaca (2021), el Presidente Municipal deberá presentar al OSFE la Cuenta Pública del Gobierno Municipal, con los informes trimestrales de avance de gestión financiera generados en los meses de abril, julio, octubre y enero, teniendo como fecha límite el último día hábil de febrero del año siguiente del ejercicio.  

Respecto a la normatividad contable, mediante reforma constitucional del 07 de mayo del año 2008, se le otorgó al Congreso de la Unión la facultad de expedir leyes en materia de contabilidad gubernamental para regir tanto la contabilidad pública como la presentación homogénea de información financiera, de ingresos y egresos y la patrimonial, ante la Federación, las entidades federativas, los Municipios y las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, a fin de garantizar su armonización a nivel nacional.  

De la citada reforma constitucional derivó la Ley General de Contabilidad Gubernamental (LGCG), también en el año 2008, como parte del proceso de armonización contable iniciado en México el mismo año. Esta ley regula el contenido de la Cuenta Pública de los tres órdenes de gobierno, como se describe en su Título Cuarto.  

La LGCG (2018) establece que la Rectoría de la Armonización Contable estará a cargo del Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC), instalado en el año 2009 como el órgano de coordinación para la armonización de la contabilidad gubernamental, el cual tiene por objeto la emisión de las normas contables y de los lineamientos que aplicarán los entes públicos para la generación de información financiera.  

Actualmente, el CONAC tiene publicados 74 acuerdos y disposiciones normativas derivadas de la LGCG, dentro de los cuales se encuentra el aplicable a la cuenta pública. Dicho acuerdo tiene por objeto armonizar la estructura de la Cuenta Pública del Gobierno Federal, de las Entidades Federativas, de los Ayuntamientos de los Municipios y de los órganos políticoadministrativos de las demarcaciones territoriales de la Ciudad de México (2021).  

El acuerdo precisa que la Cuenta Pública Municipal se presenta de forma anual, por un periodo de enero a diciembre del año respectivo, a través los Ayuntamientos de los Municipios de acuerdo con la Clasificación Administrativa, y se integra a su vez por las dependencias y organismos desconcentrados del Municipio; para estos efectos se considera incluidos al Presidente Municipal, Regidores y Síndicos. Además, contiene disposiciones que designan quién debe formular e integrar dichas cuentas públicas; en el caso de la Cuenta Pública del Ayuntamiento del Municipio sería la Tesorería Municipal, Secretaría de Finanzas Municipal o su equivalente. También se establece la obligación de la publicación de la Cuenta Pública de los tres órdenes de gobierno para consulta de la población en general, disponibles en sus respectivas páginas de internet desde el momento en que son presentadas para su fiscalización.  

El Manual de Contabilidad Gubernamental (2020), el Manual de Contabilidad Gubernamental del Sistema Simplificado Básico (SSB, 2014) para los municipios con menos de cinco mil habitantes y el Manual de Contabilidad Gubernamental del Sistema Simplificado General (SSG, 2018) para los municipios con población de entre cinco mil a veinticinco mil habitantes, emitidos todos por el CONAC, indican que la Cuenta Pública de los Ayuntamientos de los Municipios se estructurará de la siguiente manera:  

Cabe mencionar que el estado de Oaxaca cuenta con 570 municipios, de los cuales la mayoría son de menos de 5 mil habitantes:  

Nota. De “Censo de Población y Vivienda 2020”, por Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, (2020). 

La Fiscalización de la Cuenta Pública Municipal de acuerdo con el Artículo 59 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, es facultad del Congreso del Estado dictaminar anualmente la Cuenta Pública del Estado y de los Municipios, para lo cual contará con el apoyo del Órgano Superior de Fiscalización del Estado.

La Ley de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas para el Estado de Oaxaca, así como el Artículo 65 BIS de la propia Constitución estatal, establecen que el OSFE es el órgano técnico del Congreso que tiene a su cargo la revisión y fiscalización de la Cuenta Pública y Gestión Financiera de los Poderes del Estado y de los Municipios; de entes públicos estatales y municipales; de organismos públicos autónomos que ejerzan recursos públicos; y en general de cualquier entidad, persona física o moral, pública o privada, que haya recaudado, administrado, manejado o ejercido recursos públicos estatales o municipales.

La revisión de la Cuenta Pública tendrá por objeto evaluar los resultados de la gestión financiera, comprobar si se ha ajustado a los criterios señalados en el presupuesto aprobado, así como verificar el cumplimiento de los objetivos contenidos en los planes y programas correspondientes. El informe de resultados del OSFE, se presentará el último día hábil del mes de noviembre, y su dictaminación y votación se realizará a más tardar al término del segundo periodo ordinario de sesiones.

Las observaciones que, en su caso, emita el OSFE derivado de la fiscalización superior podrán derivar en acciones y previsiones, incluyendo solicitudes de aclaración, pliegos de observaciones, informes de presunta responsabilidad administrativa, promociones del ejercicio de la facultad de comprobación fiscal, promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria, denuncias de hechos ante la Fiscalía Especializada y recomendaciones.

Destacados