Plan para un campo verde y productivo (parte II)

La responsabilidad es de quién escribe.

La Organización Mundial de la Salud considera que los espacios verdes urbanos son imprescindibles por los beneficios que aportan al bienestar físico y emocional.

La Mixteca oaxaqueña es una región que presenta altitudes desde cero metros sobre el nivel del mar hasta los 3,750 msnm. Cuenta con una diversidad en suelos, climas y vegetación que ofrecen grandes ventajas para el desarrollo de la agricultura, principalmente basada en un esquema de economía campesina con unidades de producción de auto abasto, de donde dependen más del 50 % de la población rural. 

Además, por su diversidad agrícola Oaxaqueña, ocupa el quinto lugar y es considerada una región preferente para el desarrollo agrícola a nivel nacional. En este marco, se busca fomentar una producción agropecuaria sustentable y sostenible, eficiente, rentable, competitiva y atractiva para los productores, de acuerdo con el potencial productivo de los terrenos de cada región y microrregión, intensificando la producción en las diferentes superficies que posee el productor, de manera que permita incrementar los actuales niveles de rendimiento, con productos de alta calidad e inocuidad para participar en el mercado, y generar empleos e ingresos que contribuyan a la disponibilidad y el acceso de la seguridad alimentaria y mejorar la calidad de vida de las comunidades rurales. Todo ello, con la finalidad de contribuir a la disminución de los problemas que prevalecen en el campo, y considerando el potencial de la Mixteca oaxaqueña para la producción de alimentos.

En este sentido, es importante establecer acuerdos de colaboración con instituciones de educación superior e investigación para el diseño y soporte de programas de capacitación, innovación y transferencia tecnológica por sistema producto. Para la conservación de los recursos naturales, se debe tomar en cuenta a las comunidades y sus esquemas de organización; aportar alternativas e implementar acciones como microcuencas, presas o cuerpos de agua de lluvia para almacenar este recurso y disponerlo para la producción agropecuaria en las regiones donde no se disponga; e implementar sistemas productivos con riego.

En el caso de los bosques y selvas de donde se extrae la madera, es importante complementar o seguir tanto con los programas de restauración y reforestación forestal, como con la conservación de los bosques originarios, ya que son los medios que nos brindan el oxígeno, el agua, la conservación de los suelos y, sin duda alguna, la biodiversidad del estado, además de ser lugares de atracción para el ecoturismo y turismo. De igual forma, es importante que en las zonas urbanas se implementen estrategias para el manejo de las aguas residuales, la contaminación del aire, los residuos sólidos y de las áreas verdes (los jardines, los parques, las zonas verdes o el arbolado), ya que mejoran el bienestar. Pocas ciudades resaltan este valor, sin embargo, son elementos clave para mantener una buena calidad de vida en las ciudades y favorecer el bienestar de las personas. 

La Organización Mundial de la Salud considera que los espacios verdes urbanos son imprescindibles por los beneficios que aportan al bienestar físico y emocional. En lo ambiental, regulan la temperatura, la humedad, producen oxígeno y filtran la radiación; además, absorben los contaminantes y amortiguan los ruidos. De hecho, los jardines han acompañado a las ciudades desde sus orígenes; en esencia, son una recreación humana de la naturaleza, de ahí su enorme valor simbólico y la relevancia de su dimensión histórico-patrimonial. En el campo está el futuro de la humanidad. De aquí provienen todos los alimentos que consumimos: los alcoholes, las fibras naturales, el algodón, la medicina alternativa, los forrajes que consumen todos los animales domésticos y silvestres que después nosotros consumimos. El oxígeno que respiramos, por ejemplo, también proviene del campo y la naturaleza. 

Mediante el proyecto titulado “Crecer en la Adversidad”, el cual lidero, se tiene el reto de resolver los problemas ambientales para alcanzar un nivel de sustentabilidad y sostenibilidad a corto, mediano y largo plazo. Para coadyuvar en la conservación de los recursos naturales y en el logro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 que adoptó la asamblea general de la ONU en septiembre de 2015, este proyecto contribuye con siete ODS: fin de la pobreza (1); hambre cero (2); Salud y bienestar (3); agua limpia y saneamiento (6); energía asequible y no contaminante (7); trabajo decente y crecimiento económico (8); y ciudades y comunidades sostenibles (11). 

La población objetivo del Plan de trabajo está enfocado a las Unidades Económicas Rurales familiares, cuyas características principales se presentan a continuación:  

  • Unidades Económicas Rurales familiares de subsistencia sin vinculación al mercado, para la venta de sus productos primarios y que complementan sus ingresos con la venta de mano de obra asalariada. Representan la agricultura de autoconsumo como su principal actividad productiva.
  • Unidades Económicas Rurales familiares de subsistencia con vinculación al mercado, donde colocan sus excedentes de producción una vez que satisfacen las necesidades del hogar. Se dedica exclusivamente a las actividades agrícolas.
 

 Por lo anterior, los objetivos del proyecto “Campo Verde y Productivo” plantean:  

  1. Fomentar la agricultura sustentable con la finalidad de mantener su productividad y rentabilidad, generando el desarrollo de comunidades a largo plazo.
  2. Mejorar e incrementar la producción de los alimentos vegetales y animales, con calidad e inocuidad.
  3. Restaurar el bienestar social, económico y ambiental en el campo oaxaqueño, a través del conocimiento tradicional (saberes), impulsando estrategias de innovación sustentable para el fortalecimiento de producción agropecuaria, con la finalidad de mejorar los pilares de la disponibilidad y el acceso a la seguridad alimentaria.
  4. Fomentar el “amor” por el trabajo al campo, con la finalidad de disminuir el porcentaje de migración, de que exista el arraigo de los jóvenes a sus comunidades y puedan ser protagonistas de la construcción de un sistema productivo justo, sustentable, saludable y competitivo, preparando a los futuros productores y técnicos del campo.
  5. Fomentar la producción agropecuaria bajo los tres principios de la sostenibilidad; en el económico, que sea rentable para todos los participantes en la cadena de valor; en el social, que permita incrementar las capacidades y los conocimientos de productores, a través de un sistema de capacitación integral; y en el ambiental, que fomente el uso racional de los recursos (suelo, agua, insumos y otros) “haciendo de una adversidad, un potencial”.
  6. Incrementar el número de productores y áreas que adopten innovaciones tecnológicas; el desarrollo de capacidades y formación de agentes de cambio; así como el fomento a procesos de difusión, divulgación y vinculación con actores del sector con énfasis a la economía social.
  7. Mejorar la nutrición y el bienestar de la población rural y “cinturones de pobreza de las zonas urbanas más vulnerables” (83 % de la población rural).
  8. Disminuir la dependencia alimentaria y hacer del campo una actividad digna para el sector, con plusvalía para todos.

Por último, se comparten los siete principios para un desarrollo rural sustentable exitoso (Raúl Nieto Ángel, 2019):  

  •  “De cada condición Ambiental, hacer de una adversidad un Potencial”. 
  •  “No habrá Desarrollo Global si no hay Desarrollo Local”.  
  •  “Comunidad que produzca sus propios alimentos, que sea autosuficiente, y comercialice parte de sus excedentes, será una comunidad sustentable y con soberanía alimentaria”.  
  •  “Sin Agricultura, nada”.  
  •  “El siglo XX fue el siglo de los energéticos; el siglo XXI será del Agua y la Alimentación, además de los biocombustibles (etanol)”.  
  •  “Ahora más que nunca son más pertinentes los Productores Agropecuarios, los Técnicos Agrícolas y las Universidades con carreras Agronómicas e instituciones de investigación”.  
  •  “El desarrollo del Campo mitigará el cambio climático”.

Destacados